Milagro de la piedra blanca que sirve para limpiar toda la casa

piedra blanca que sirve para limpiar toda la casa

¿Imaginas un producto económico, natural y que te sirva para limpiar toda la casa? Parece un sueño, pero es real y se llama piedra blanca. Puede que ya lo conozcas, puesto que se trata de un producto que lleva muchos años en el mercado, sin que ningún nuevo elemento para la limpieza lo haya podido sustituir. Pero, si todavía te resulta desconocido, en este post te hablaremos sobre el milagro de la piedra blanca que sirve para limpiar toda la casa.

¿Qué es la piedra blanca?

La piedra blanca es un producto de limpieza natural, elaborado cien por cien con ingredientes naturales como el agua o la arcilla blanca, el carbonato de sodio y la glicerina vegetal, entre otros.

A la piedra blanca se la conoce también como piedra de la limpieza, y es sumamente eficaz para limpiar cualquier superficie y material, desde la plata, el cobre, el estaño o el latón, hasta el aluminio, el acero inoxidable, el cristal, los plásticos, los cromados, la goma o los esmaltados. Por lo tanto, la piedra blanca sirve para limpiar cualquier estancia o elemento del hogar.

Además, otro beneficio de la piedra blanca es que al estar hecha con productos naturales, es biodegradable, y no contamina el medioambiente, ni cuando se produce ni cuando la echamos los restos por el desagüe, por ejemplo. Además, tampoco daña las tuberías y cañerías, ni la salud de quien lo utiliza, ya que no lleva ningún elemento químico que pueda resultar tóxico o perjudicial para la salud, como sí ocurre con muchos otros productos de limpieza.

¿Para qué sirve la piedra blanca?

Como ya hemos adelantado, la piedra blanca sirve para limpiar cualquier superficie. Por ejemplo, en la cocina podemos utilizar la piedra blanca para limpiar la vitrocerámica, el horno, el frigorífico, la campana, los fogones, el menaje, etc.; mientras que en el baño es muy útil para los lavabos, la mampara, el retrete, los azulejos, etc. 

Más allá, la piedra blanca sirve para limpiar ventanas, cristales, joyas, trofeos, llantas de los coches, planchas, muebles de jardín de acero inoxidable, piscinas y un larguísimo etcétera. Prácticamente todo lo que se te ocurra se puede limpiar con la piedra blanca. 

Lo mejor de todo es que más allá de una limpieza perfecta, la piedra blanca pule y desengrasa, y deja los objetos y superficies brillantes. Además, genera un efecto impermeable en las superficies que son lavables. Y como es un un producto cien por cien natural, no estropea las superficies, como sí puede ocurrir con la lejía, el amoniaco u otro tipo de productos. 

¿Cómo se utiliza la piedra blanca?

El uso de la piedra blanca es extremadamente sencillo. Simplemente se debe utilizar la esponja que suele venir incluida en los botes de piedra blanca, humedecerla y untar con ella un poco de producto, que deberemos aplicar en el lugar que deseamos limpiar. Para ello, deberemos simplemente frotar de forma ligera y después aclarar con un paño húmedo, y podrás ver los resultados en el momento. 

Si se tratara de una superficie especialmente sucia, como por ejemplo, menaje en el que se haya acumulado grasa, se puede dejar actuar el producto durante un rato, y aclarar después. Seguro que verás unos resultados que te van a dejar perplejo, ya sea en una superficie con grasa, oxidada, con cúmulo de cal… Además, con la piedra blanca también eliminarás otro tipo de suciedad que no se ve, como bacterias y virus. 

Facebook
Pinterest
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Piedra Blanca de Arcilla
Hola,

¿En qué podemos ayudarte?